No, el arma no es un virus, el virus es su propaganda. Arma el contagio del miedo, carga de munición... aislamiento, soledad, sometimiento, privacidad de libertad, hastío. Accionan... la piel aterida sin otra piel, el beso sin pista de aterrizaje la mano huérfana... El amor confiscado requiere su tacto y presencia. El disparo... y el [...]

…sé a dolor

Sabremos a tinta añeja pues supimos a poema, sabremos a dulce humedad, pues supimos a ambrosía. Sabremos a tiempo magno, a largas horas confeccionadas por escuetos minutos, engarzados como cuentas de diamante. Sabremos a magia, pues supimos a hechizo, sabremos a salitre, pues supimos a piel pasión. Sabremos a labio, a su miel y cayena. [...]

Balcones hacia adentro

Tras los balcones... oscuras paredes, cortinas corridas velo negro las estancias. Ojos secos, la ardiente lágrima silente prendiendo entrañas, aullidos bajo losas crecidos en llama. Nada, ni nadie, las levanta. Preguntas sin respuesta, sin calor ni despedida, idas las almas. Tras los balcones espíritus vacuos, sombra las casas. Memoria, oración, crespones negros pertrechados, en muebles, [...]

Vivo

Tarde… tarde llegó la vida mientras la vida, en un tarde que sin prisa, forjó cubriendo de arena vulnerable cristal, que protegía. Tarde, llegaba tarde, mas en cada despertar, la esperanza tierra barría. Tarde… y aun sin saber cuán de tarde sería, a su llegada, como si de un nacimiento como si de primer día, [...]