La indiferencia

No es daga ni veneno,
no es artilugio de fuego,
es angustia implacable,
lo más despiadado
sangrante,
dolor profundo
delirante
con el que atravesar
un corazón.

Y sí es del corazón…

dos cosas,
que este muera en el acto,
o rebelde
si envuelto de amor.

Y si el amor…

agonizante y mal trecho
arrastre todo su peso,
y un espectro
plañendo el desamor.
Ciego sordo
mal herido,
donde existencia el camino,
transeúnte de óbito,
aullido peregrino
la senda,
caminante sin su yo.

La indiferencia.- JOff

2 comentarios sobre “La indiferencia

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s