Perversión

Nunca fuiste inocente,

inocente te hago yo.

Esparzo de tus caminos

rescoldo ceniza y polvo,

escoria y residuo escobo,

que estela tras tus pies.

En tu defensa,

en pasos te exculpa

mi propio abogado,

¡Culpables son agua y tierra!

que tanto espacio entre dos.

Nunca fuiste inocente,

inocente te hice yo.

Atravesaba

a fusta, cuchillo y sable,

paredes de tu carne,

de tus entrañas

… ver correr sangre,

con ella escribieses

perdón.

Te sentaba en el patíbulo

por la más cruel pena

orando,

y…

quien lloraba suplicante,

quien mientras mataba,

moría!

quien negaba y antifaces

tejía,

quien gritaba ¡ Sí!…

cuando No,

era yo.

Nunca serás inocente,

lo peor…

tampoco yo.

Hoy…

ya no siento dolor,

a la par que lo digo

muero,

este… dolor…

profundo y terco dolor.

Solo tu

puedes decir mía,

mío, digo yo,

dos adictos,

nosotros

nuestra adicción,

sin duda, mi vida,

amor,

seguro

al ciento por ciento…

perversión.

*Perversión.-JOff

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s