…mientras el retorno

…disculpa los sigilosos pasos,

la mordaza tensa

que el latir silenciado,

disculpa este indómito

silencio

acunado por Alcíone,

inducido y servido

por el Dios

que lo viaja al sueño.

Disculpa el sellado sin

rendija

a la madrugada pronta.

Disculpa al día

que desconoces,

a la tímida sonrisa

que te piensa,

mientras explota al pecho

la lágrima,

temblando el labio

que susurra tu nombre.

Mientras al cuerpo

anhelante de tu cuerpo,

el deseo, muerde.

Mientras…

se sacuden los huesos

pellizcando el corazón,

que a voz del alma

grita el desajuste,

al discrepar de las horas,

al retorno suplicante…

de un con nosotros,

nuestro tiempo nuestro.

… mientras el retorno -JOff

3 respuestas a “…mientras el retorno

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s