Vive

Lloras a la ventana,
y al quicio de la cama lloras,
a la almohada,
y el colchón hace aguas,
bajo su propia agua.
Ay alma,
que a la mañana anfibio
y el aire vuelve a axfisiar
la garganta.
Haz añicos el cristal de la ventana,
llora en el dolor del corte,
en el dolor de la herida,
abandona el llanto si a la razón
del sendero.
Laméntate al paso
sobre un firme de tierra,
mas sorprendete,
pues tanta belleza…
y brotes que al pecho
crecen flores,
risa, candor, alegría.
Sal afuera, camina,
no hay lágrima que seque,
ni sonrisa que moje una pecera.
Fuera es la vida.

Vive . -JOff

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s