Gris

Y no es por el gris de los cielos,

en mis ojos la impronta,
el mordisco de los lobos de acero,
cascadas de metal,
prendidos cuerpos.
Pasos errantes,
ataúdes navegando mares,
mareas de espectros.
Océanos que sepulcro,
tanta tierra cementerio.

Y no es por el gris de los cielos

a mis ojos aún más huella,
dioses confrontados…
niños que al recuerdo.
Garras que a un género
tiñiendo de marca negra.
Cocodrilos coronados,
perros de obediencia,
ideales de fuerza ciega.

Y no es este hoy,
que viste de gris mi cielo,

es la gran locura,
que de tanto en cuando se crece,
hasta los corazones enajenando.
Es la impronta que oscura,
dolor que tatúa,
mis ojos mente y pecho,
el rojo esparcido y derramado.

Y no, no es el gris de los cielos,

si no, lo que sus nubes cargan,
lo que ya de tan lejos
murmuraban.
Arremolinados los vientos,
el gran estallido presagian,
ese que en su lluvia arrasa,
el que a tanta tierra junta,
cala en el tiempo gris de su sangre.

Es ese, ese gris, el del infierno.

Gris.-JOff

Frans Masereel ( 1917)
Sin título.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s