España

Ojalá tus pasos
siquiera a la altura,
de quienes hace tanto
se dieran por ti.
Pasos lentos,
algunos asistidos porque de otoño ya calzan sus pies.

Te quieren, te lloran y maldicen,

como ya hicieran, hacen,
los que vendes, encierras,
los que desapareces y pierdes,
como ya hicieras.

Te quieren, te maldicen,
se te llora,

como te lloraron
los que nombraste,
débiles, sensibles,
deshechos de tu sangre.
Aquellos,
los que enviaste a morir,
con orden, sin ella,
a la muerte!!.

Se te llora bajo
las voces ciegas.
Voz desde tantos,
distintos altavoces,
megáfonos que jalean,
profanan, humillan,
ensalzan, te vítorean.

Te quieren, te pelean.

Se proclaman hijos,
únicos y legítimos.
Cada grito promete tu salvación,
mas tu sigues vendiendo a tu pueblo,
bajo la tutela de cualquiera.
Titiritero, contra titiritero,
entre ellos la amenaza
bajo el signo de tu nombre,

“Cuidate de los idus de marzo”.

Y tu, luciendo de laureles ya marchitos, sonries,
hacia adentro,
sintiéndote madrasta
y nunca madre.

Musitas con voz socarrona,
“Los idus ya llegaron”.

Mientras, tu corazón profanado, desgastado en el dolor,
en el amor de madre verdadera…
susurra a tus oídos
lo que ya supieras,

“están, pero no acabaron”.

Crueldad, dolor, sangre,
será, como ya fuera.

Te lloran, maldicen, jalean,
pero, te aman.
De nuevo doblarán campanas,
y no serán para ti,
si no, por ti.
Como siempre fuera.

España. -JOff

//Representación de los idus de Marzo- Muerte del César.//

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s