Cuando ruge la marabunta

Cuando no me halles,

busca mi impronta

en la retina de tus ojos.

Cuando no me oigas,

escucha, shuuu…

te contará,

la noche en su silencio.

Cuando no me sientas,

reposa la mano sobre el pecho,

lo que te palpita,

mi sangre recorriendo.

Hormiga.

Como hormiga

hasta conquistar

el corazón verdadero,

el mío, hormiguero.

Mas rugió la marabunta,

tembló mi cuerpo,

el juicio desbocado

en su carrera,

tierra a tu hogar,

a mi tejado piedra.

Quedos…

tatuajes, ecos,

aroma y piel,

en cuerpo y mente

me devolveran tus días.

Mis noches vela,

entre mis párpados

iluminada viga.

Dolor que con dolor,

en su locura arremete,

más dolor, más locura,

más… duele.

Cuando ruge la marabunta.- JOff

2 respuestas a “Cuando ruge la marabunta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s