Razón de peso

Siempre tuve tus razones

pero quise más.

Desperté al amanecer

y el hálito de tu aliento

arrastraba un iceberg,

que rasgó a filamento

de carámbano mi armadura.

Tú habías partido,

yo embarqué sobre ese hielo.

Perforé razones,

até a mí vida una última,

ahora yace a mi lado.

Varada en lo más profundo,

te recuerdo y añoro.

La canción del mar,

una nana que deshará memorias,

canta su letra, a un náufrago de vida,

y a una loca suicidante de razones.

Hoy nos llora, todo un océano.

*Razón de peso.-JOff

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s