Café y ceniza

…palpable ausencia…
Aquí en este momento, como gran Café a rebosar de ninguno.
Vasos con hielo y tazones humeantes,
vacíos se alzan.
Algunas miradas despistadas…
ojos bajo mis bailarinas,
sobre los nomeolvides, de mi diadema.
Conversadores silentes
(Por Dios!, hacen tanto ruido…)
susurran, vocean,
resuenan risas, carcajadas socarronas y hasta alguna tos.
Pipas y cigarrillos consumidos,
humean la gran sala,
todo se condensa y me sofoca el frío.
Mi puro se apaga en su desidia.
Fijo mi vista en los posos de mi taza,
la única taza, el único poso,
la silla única en la única mesa
bajo la gran lampara de araña,
“un gran paraguas suspendido entre la bruma,
goteando lluvia de cristal endechada”.
…Te… palpas ausencia, tan tangible…
Te respiro,
mas cuesta tomar ese aire bochornoso,
sudando soledad.
Enfundaré mis manos
y calaré bien mi gorro,
… gélida me arde la colosal estancia, tan rebosada de nadie.

* Café y ceniza.-JOff

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s