Fasta hora

Ácimo Amor,
mendigo arrastrado,
jirones los harapos.
Moho las paredes,
tajo en el lecho.

Dónde me hallo?

Tejiendo palabras,
la voz ausente.
Boca seca,
amargo centeno.

Dónde me hallo?
Me voy,  me voy.

Esa incesante lluvia,
invierno sin puerta,
quebrantando huesos.
En qué quedaste,
mundo de terciopelo?.

No me hallo.

Dedos de seda y raso?,
Cinco erizos,
las manos de cuero.
Esteras, la piel del cuerpo.

Mejor…  me voy.

Se silenció el silencio,
clepsidra que mojó el fuego,
llegó la hora.

Según el favor del viento,
profano o Santo.
Fuga sin retorno.
Me voy…
ya me estoy yendo.

Fasta hora.- JOff

 

 

FB_IMG_1499458961614

2 respuestas a “Fasta hora

  1. Se engarzan las palabras como cuentas de collar o como balas. Escribes tan directo al corazón que este se abraza al poema y en él se me quedó. Es conmovedor

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s