Amor de todos los tiempos. Amor a tiempo.

Interminables ojos, 
en su muda paciencia,
el Buitre,
aguarda su propia espera.
Solapada luz, 
tras su traje negro,
el Cuervo,
con su graznido alerta…
Si no hubieses llegado,
las heridas supurantes
en gangrena,
mutilado el cuerpo,
el Cuervo anunciando la fiesta.
Si no hubieses llegado,
sucumbido el cuerpo a la tierra.
Oferente el cuello,
suplicante a la siega,
el Buitre, con la guadaña a cuestas.
Si no hubieses venido…
Si no hubieses llegado a tiempo.
Tiempo… que aguardaba,
y a un ficticio final de tiempo,
a su límite me arrastraba.
Pero no cabe, lo que jamás pasara.
Siempre supe que vendrías,
serías tu, a ti te esperaba.
Angustia, ese buitre… ese cuervo.
El tiempo solo bromeó, 
con la hora de tu llegada.
Pero justo a tiempo, 
Amor… si no hubieses llegado.

Amor de todos los tiempos. Amor a tiempo.-Juliet Offenbach

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s